Arturo Gracia Psicólogo y Coach | Saca lo mejor de ti | Día internacional de la salud mental 2019
57276
post-template-default,single,single-post,postid-57276,single-format-standard,theme-pitchwp,qode-core-1.2,woocommerce-no-js,customer-area-active,ajax_fade,page_not_loaded,,pitch-ver-2.1, vertical_menu_with_scroll,grid_1300,woocommerce_installed,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
Buenos días a tod@s, Como seguro sabréis, la Organizanción Mundial de la Salud (OMS), describe la salud como "estado de bienestar completo, físico, mental y social, y no solo la ausencia de alguna enfermedad o padecimiento".

Día internacional de la salud mental 2019

Buenos días a tod@s,

 

Como seguro sabréis, la Organizanción Mundial de la Salud (OMS), describe la salud como “estado de bienestar completo, físico, mental y social, y no solo la ausencia de alguna enfermedad o padecimiento”.

 

 

¿Qué curioso verdad?

 

Según esto, ¿quiénes de vosotr@s diríais que tenéis salud? Yo hasta hace unos años diría que tampoco, porque estaba “tirando, normal, cumpliendo con lo que me toca y bien, como siempre”. Eso no está mal, pero cada vez descubrimos más formas de mejorar nuestra calidad de vida, salir del “voy tirando” al , “mejor que nunca”.

Para llegar a este estado emocional de satisfacción, confianza, ilusión y ganas de vivir (aunque entre medias se cuelen momentos y decisiones difíciles), debemos poner en práctica al menos dos cosas:

 

  1. Eliminar o al menos reducir todos nuestros hábitos que nos lleven en sentido contrario, es decir, que nos hagan sentir mal a corto o largo plazo.
  2. Instaurar nuevos hábitos, que aunque en un comienzo y debido al miedo a cambiar, nos generen malestar, sepamos que son buenos para nosotros y que “estoy en el buen camino”.

 

 

Ahora os pregunto: ¿cuántos de vosotr@s sabéis que tenéis que cambiar algo en vuestra vida porque os está perjudicando y no lo hacéis? Incluso muchas personas sienten que no se merecen nada mejor porque no están suficientemente preparadas… ¡¡qué cosas tenemos!!

 

No me refiero a que no haya que aguantar nada y que al mas mínimo malestar explotemos y echemos todo por la borda. Me refiero a esas situaciones, personas, o cosas que sabemos que no nos vienen bien, que hemos intentado solucionar, llegar a acuerdos, etc. y que a pesar de todo, las mantenemos y las alimentamos cada día.

 

Nos quejamos de esas situaciones, nos generan ansiedad, hablamos todo el día de ellas, nos llevan a un estado de ánimo triste, desganado, a enfado…pero no hacemos nada por el miedo a las consecuencias, al qué dirán, al: “no se cómo gestionar todo lo que puede venir”.

 

He ahí el gran problema, la mayoría de las personas, aunque cada vez menos, no tiene los recursos para afrontar esas situaciones difíciles que le llevarían a sentirse mejor aunque a corto plazo tenga que pagar el peaje de ser valiente. Tenemos que ser valientes!! Tenemos que poner límites a los demás!! y empezar a valorarnos y a querernos por encima de todas las cosas!!

 

Por desgracia, nadie nos enseña cómo se puede llegar a tener salud, porque está claro que según lo dicho, las personas que están en este tipo de situaciones diarias, no tienen salud. La OMS les diría que no tienen salud.

 

La salud hay que crearla, no surge de la nada. Es algo que se aprende del entorno: familia, amigos, profesores, compañeros de trabajo, pero si no tienes la suerte de que tu entorno te lo enseñe porque ellos tampoco tienen salud porque nunca nadie se lo enseñó o incluso porque piensan que “ya tenemos salud de sobra, déjate de tonterías”, el objetivo se torna inalcanzable y el círculo vicioso sigue su curso indefinidamente.

 

 

Por suerte, según vamos entrando en este siglo XXI, cada vez hay más personas que cuestionan lo establecido, se atreven a soportar el qué dirán y comienzan a formarse, comienzan a aprender cómo tener SALUD.

 

¿Cómo lo hacen?

 

Con mucha responsabilidad, valor, confianza y sabiendo que aunque ahora les toque pasarlo un poco mal, están en el camino correcto. Son personas que adquieren la responsabilidad de ayudar a futuras generaciones, incluso a la suya propia aunque dicha necesidad no sea percibida.

 

 

¿Quién les ayuda?

 

Somos los psicólogos y coaches especializados en formación los que nos dedicamos a esto, porque nuestra pasión es prevenir el problema, queremos que las personas tengan los recursos necesarios para que puedan enfrentarse a cualquier situación con fuerza y decisión.

 

Por otro lado, si el problema ya está implantado, lo mejor es que se contacte con un psicólogo clínico, ellos son los especializados en ayudarte a salir de ahí. Después, puedes seguir formándote con nosotros para que no te vuelva a ocurrir.

 

¿En qué ámbitos es importante formarse? En todos:

  • Educación: como padres y madres podéis ofrecer a vuestros hijos un presente y futuro muy especial.
  • Pareja: entenderte a ti mismo como miembro de un equipo, puede ayudarte a disfrutar de tu relación de pareja como nunca antes.
  • Trabajo: las propias empresas realizan actividades de formación para enseñar a sus trabajadores como liderar, como trabajar en equipo…porque son habilidades que se aprenden, no vienen dadas (aunque se exigen).
  • Deporte: si aprendes cómo gestionar la presión, como enfocar la competición y potenciar tu confianza, las probabilidades de obtener buenos resultados aumentarán.
  • En mi mismo.

 

Solo si estamos formados, sabremos gestionar las emociones en diferentes contextos y preservar la SALUD que tanto esfuerzo nos ha llevado conseguir.

 

Espero que este post os haya gustado, os haga reflexionar y plantearos si el camino que estáis siguiendo es el que de verdad queréis porque como hemos visto, lo que está en juego no es ni más ni menos que nuestra SALUD.

 

Muchas gracias, espero vuestros comentarios.

Arturo Gracia Sañudo, psicólogo y coach.

arturo gracia About the author
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat